Vender mejor e impulsar la exportación, retos del aceite para superar la crisis

Así lo aseguran expertos en el I Encuentro Mundial de Aceite de Oliva a Granel

Vender mejor e impulsar la exportación, retos del aceite para superar la crisis

La revalorización de los aceites de oliva, la mejora de los canales de comercialización y la internacionalización son los principales retos del sector oleícola para superar la actual crisis, marcada por pocas operaciones de compra venta, bajos precios en origen y escasa rentabilidad. Así lo han apuntado diferentes expertos que han acudido al I Encuentro Mundial del Aceite de Oliva a Granel.

El 'World Bulk Oil Exhibition, WBOE', reúne hoy y mañana en Madrid a compradores y vendedores internacionales, entre ellos a más de 100 almazaras y importadores internacionales.

El director general de Industria Alimentaria, Fernando Burgaz, ha recordado en su intervención en el encuentro que en España se han producido grandes avances en producción, regadío o tecnología, pero que "la gran asignatura pendiente" sigue siendo la comercialización.

Burgaz ha apostado por una mayor salida al exterior de las empresas, que podrán beneficiarse del futuro Plan de Internacionalización de la Industria Alimentaria que prepara el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tras valorar la "imparable" actividad exportadora oleícola, que ha crecido un 25 % en los últimos cuatro o cinco años, y un 5% en lo que va de campaña.

El objetivo final, según ha resaltado, pasa por la búsqueda de un mayor rendimiento económico para el sector olivarero, porque "se da la paradoja" de que España es la primera potencial mundial en aceite de oliva, pero el sector "está en crisis en muchos momentos y situaciones".

Por su parte, el director ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional (COI), Jean-Louis Barjol, ha subrayado durante su alocución la oportunidad de celebrar un encuentro de estas características en un sector marcado por la globalización.

En declaraciones a Efeagro, Barjol ha abogado por potenciar las ventas a EEUU y los países emergentes, como China, promocionando el consumo frente a otras grasas comestibles competitivas.

La directora general de Industrias y Calidad Agroalimentaria de la Junta de Andalucía, Ana María Romero, ha propuesto abordar problemas estructurales como la atomización y la pérdida de rentabilidad, con precios del aceite de hace diez años pero costes de producción un 30% superiores, según sus datos- y trabajar por una Política Agraria Común con herramientas de apoyo suficientes.

El director general de Infraestructuras y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Miguel Cervantes ha defendido la cooperación entre administraciones y operadores para divulgar las ventajas saludables y terapéuticas del aceite, y potenciar su consumo para reactivar los precios en origen que actualmente no cubren los costes de producción en la región, la segunda productora nacional.

Por su lado, el presidente de Globalcaja, Luis Díaz Zarco, ha indicado que "ha llegado el momento de asumir el reto de la comercialización" y el liderazgo mundial español para reactivar el mercado, con una mayor internacionalización y valor añadido para almazaras y cooperativas, en un momento de dificultades.

"Hay que salir del marasmo económico" y recuperar la rentabilidad del aceite de oliva", ha afirmado Santiago Botas, el director de un certamen organizado por los impulsores de otro encuentro similar en el sector del vino a granel, la "World Bulk Wine Exhibition", que ya ha celebrado varias ediciones.

En esta primera cita, se han inscrito más de 300 compradores y se celebrarán conferencias y catas a cargo de profesionales y expertos.

España vende a granel la mayor parte de las 846.000 toneladas comercializadas al exterior (con datos de 2010), principalmente a Italia (420.233 t), Francia (82.000 t) o Portugal (75.000 t), según fuentes de la organización.

También la mayor parte de las 40.000 toneladas de aceite de oliva que España importa es a granel, así como también las partidas que salen de Turquía, Túnez, Siria o Marruecos.

UPA Jaén participa en una ponencia

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Jaén participa, con una ponencia, en la World Bulk Oil Exhibition, que se celebra en el Palacio de Congresos de Madrid. El encargado de representar a la Organización será el Secretario de Agricultura, Promoción y Mercados, Luis Miguel Martínez, hablará mañana sobre los motivos por los que los agricultores han llegado a la crítica situación actual del sector y sobre las medidas con las que afrontar el futuro con mayor optimismo para recuperar un precio justo para todos los productos.

Luis Miguel Martínez expondrá la negativa evolución del sector desde hace quince años, cuando había una menor producción de aceite, pero los precios estaban por encima de los dos euros y medio, lo que representaba superar el coste medio de producción. El Secretario de Agricultura de UPA-Jaén recordará que, entonces, el agricultor percibía el 31 por ciento del precio del aceite en el mercado y que, conforme ha evolucionado la gran distribución, uniéndose en cinco compradores, ese precio ha ido descendiendo progresivamente hasta el 21 por ciento actual. La culpa de esos bajos precios en origen se debe, fundamentalmente, a que la gran distribución se ha unido, mientras que el sector olivarero permanece muy atomizado, con 1.700 cooperativas en toda España que venden el producto, lo que les lleva a abaratar el precio, a la vez que los costes de producción se han incrementado notablemente.

El Secretario de Agricultura, Promoción y Mercados de UPA-Jaén abordará, igualmente, las medidas necesarias para superar esta crisis de precios, que pasan por la clara apuesta por la concentración de la oferta en estructuras fuertes y sólidas de mercado, con dimensión, para recuperar el peso perdido en la cadena de valor. Asimismo, analizará la importancia que tienen las exportaciones de aceite en unas campañas de producción cada año superiores a la anterior. Exportaciones que representan una salida fundamental para nuestro aceite. Además, destacará la apuesta por la calidad del producto y demandará de las administraciones unas reformas legislativas necesarias para detener la política abusiva de venta a pérdidas de la gran distribución, así como la banalización del aceite.

China puede convertirse en el segundo mercado

El director ejecutivo del Consejo Oleícola Internacional (COI), Jean-Louis Barjol, ha apuntado que si continúa la tendencia actual, China podría convertirse en el segundo mercado mundial de exportación del aceite de oliva, tras Estados Unidos.

Así lo ha resaltado en declaraciones a Efeagro Barjol, quien ha participado hoy en Madrid en la inauguración del I Encuentro Mundial del Aceite de Oliva a Granel ("World Bulk Oil Exhibition, WBOE").

"De un año a otro, China ha pasado de importar 20.000 a 30.000 toneladas, unas 10.000 más", declaró el director ejecutivo del COI, quien ha valorado la necesidad de buscar nuevos consumidores no sólo en las grandes urbes, sino en las de tamaño medio o "segundas ciudades" donde "hay que empezar a trabajar" en la promoción.

Ha apuntado que son precisamente los países emergentes (los denominados "BRIC": Brasil, Rusia, India y China) -junto a Estados Unidos y Japón, que siguen desarrollándose-, los destinos de futuro más interesantes, con una clase media preocupada por su salud y por evitar problemas como la obesidad que demandan este tipo de productos.

No obstante, ha recordado que es necesario "formar e informar" a estos nuevos consumidores para atraerlos hacia el aceite de oliva.

A su juicio, existe un problema divulgación, puesto que el conjunto del sector no ha sido capaz de llegar al consumidor con toda la información que éste necesita, "aunque la está buscando", conocedor de que el aceite de oliva puede aportar beneficios para su salud y por ello puede ser un poco más cara que sus competidores.

El consumo mundial de aceite de oliva apenas representa el 3 % del total de grasas comestibles -girasol, soja, maíz u otros- por lo que hay "una posibilidad tremenda" para que aumenten las ventas de un producto que aporta "un sabor original" y diferente de un país productor a otro e incluso de diferentes cosechas.

Respecto a la actividad promocional del COI, Barjol ha apuntado que en 2012 continuarán con la programación de actividades que ya realizaban en China, Canadá y Estados Unidos, a las que sumarán este año Brasil y, probablemente, Japón.

Este año contarán con 3 millones de euros para acciones promocionales, una cantidad que reconoce "insuficiente", aunque de cara a 2013 prevén optimizar mucho más los recursos.

En este sentido, ha avanzado a Efeagro que han hecho un estudio (denominado "Quién Hace Quién") para identificar los actores de la promoción del aceite de oliva en el mundo con el objetivo de que en 2013 puedan establecerse relaciones de cooperación para aprovechar sinergias y lograr mayores impactos en el comercio internacional.

España "debe preocuparse" por el auge de otras potencias del olivar

El sector oleícola de España debería estar preocupada por la competencia que ejercerán en el futuro las producciones "superintensivas" de países como Chile, Marruecos o Australia, muy tecnificadas, en regadío y mecanizadas, que permiten costes muy inferiores a los europeos.

Así lo ha asegurado a Efeagro el presidente del portal Bulkoil.com, Claudio Vignoli, compañía que participa en el I Encuentro Mundial del Aceite de Oliva a Granel ("World Bulk Oil Exhibition, WBOE"), evento que reúne hoy y mañana en Madrid a productores y comercializadores de este alimento.

Para Vignoli, las nuevas potencias del olivar se caracterizan por su nivel de "organización e industrialización", lo que les permitirá una mejor posición en el mercado cuando consigan una producción suficiente que les facilite competir frente al sector español, italiano o europeo.

La calidad de los aceites de oliva de estas procedencias es "muy buena" y la "mentalidad de los productores, a mi manera de ver, es muy peligrosa" para los intereses del sector europeo, ha precisado Vignoli en referencia a la competencia que ejercerán gracias a los avances en técnicas de producción y comercialización.

Preguntado sobre el momento por el que atraviesa el comercio de aceites de oliva a granel, ha recordado que los mayores volúmenes en el mundo se comercializan en este formato y que actualmente se ven afectados por los bajos precios.

Ha apuntado que el granel tiene la ventaja de que pueden moverse grandes volúmenes a menor coste que el aceite envasado, que además tiene más dificultades para acceder a los mercados porque necesitan de inversiones en campañas de marketing.

De ahí que las empresas del sector oleícola estén interesadas en contar con un "mix" de negocio adecuado que les permita comercializar, de un lado, importantes cantidades a granel dando salida a sus producciones y, otra parte, productos envasados que les aportan mayor rentabilidad.

Italia es el primer importador de aceite de oliva a granel del mundo, un país en el que radica el 80 % de todas las envasadores, aunque en algún caso elaboran marcas originariamente italianas pero actualmente controladas por empresas españolas.

Respecto a las noticias difundidas hasta ahora sobre un posible fraude en la venta de aceites que se comercializan como italianos cuando en realidad son importados, Vignoli ha comentado que este tipo de irregularidades "solía pasar antes", pero desde la última normativa comunitaria que obliga a identificar la procedencia del producto, estas prácticas "no se pueden hacer".

En su opinión, los envasadores italianos y los europeos están muy concienciados hoy en la necesidad de contar con buenos aceites de calidad y en saber su procedencia, algo que no ocurre en cambio en países emergentes donde no hay cultura de consumo de este alimento.

Por otra parte, y a nivel general, ha señalado que se debe desterrar la imagen de que un producto a granel pueda ser de mala calidad y que la mayoría de las almazaras utilizan el mismo aceite tanto para vender en cisternas como para envasar.

"No existe un aceite de calidad A o calidad B" en función de si va destinado a la venta a granel o para ser envasado, ha reiterado.

Bulkoil es una compañía italiana que pone en contacto a compradores y vendedores de aceites de oliva y otros vegetales de unos 178 países, cuenta con 15.000 usuarios registrados y más de 35.000 visitantes al mes, según precisó Vignoli.

FUENTE agroinformación

logo1 logo2 logo3 logo4 logo5

 

Acción gratuita cofinanciada por el FSE