El fuego ha quemado tantas hectáreas como en todo el país el primer semestre del año

Así, los datos del MAGRAMA hasta el 31 de mayo indican que se ha triplicado el número de hectáreas arrasadas en esos meses respecto a la media del decenio 2002-2011.

 

 

 

Los incendios de Valencia podrían haber arrasado tantas hectáreas como todos los fuegos registrados en España hasta el 31 de mayo, cuando se quemaron 49.738 hectáreas, según datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Los alcaldes de la zona estiman provisionalmente que podría haberse superado esta cifra.

   Así, los datos del MAGRAMA hasta el 31 de mayo indican que se ha triplicado el número de hectáreas arrasadas en esos meses respecto a la media del decenio 2002-2011. Estas 49.738 hectáreas suponen además un 38,97 por ciento más que lo quemado hasta la misma fecha de 2011.

   De este modo, los incendios de Valencia, por sí solos superarían la superficie total arrasada en los mejores años del decenio, que fueron 2008, cuando se quemaron 50.321 hectáreas, o 2010, con 54.770 hectáreas, así como algunos de los ejercicios con mejores registros de incendios de los últimos cincuenta años, como 1961 (46.251 hectáreas); 1963 (22.679); 1971 (35.044 hectáreas); ó 1996 (59.814 hectáreas). No obstante, la media del decenio 2002-2011 está en 127.209 hectáreas.

DIEZ GRANDES INCENDIOS

   Antes de estos siniestros, los grandes incendios, que arrasan más de 500 hectáreas, se habían producido diez siniestros de este tipo, en los que han ardido 12.222 hectáreas hasta el mes de junio. De estos, los más grandes han sido el del 16 de mayo en Rasquera (Tarragona), en el que ardieron 2.735 hectáreas; seguido por el del 28 de febrero en Hermisende (Zamora), donde se quemaron 2.329 hectáreas, y el del 8 de marzo en Montanuy (Huesca), donde se incendiaron 2.084 hectáreas.

   En este contexto, fuentes de la Fiscalía de Medio Ambiente han recordado a Europa Press su insistencia en que en torno al 95 por ciento de los incendios se produce por acción del hombre, bien sea imprudencias y negligencias o bien, con la intencionalidad de causar daño y que sin la colaboración ciudadana es "imposible" acabar con los incendios forestales.

   Respecto a los fuegos en Valencia, han añadido que, de momento hay dos detenidos. El primero de ellos, por provocar el fuego cuando estaba trabajando en la instalación de unos paneles solares fotovoltaicos y, el segundo, por una imprudencia de quema de rastrojos.

   El Código Penal español y, concretamente el artículo 358, contempla penas por delitos de incendio forestal que pueden ir desde los 6 meses hasta los 20 años de cárcel. En el caso de imprudencia, estas penas podrían ir de 1 a 5 años de prisión y multa de 12 a 18 meses (de 1,20 a 300 euros diarios).

   Pero estos cálculos varían en función de distintas consideraciones judiciales, ya que si la imprudencia es grave y el fuego ocasiona víctimas mortales o pone en riesgo la integridad física de las personas, estas penas podrían ascender a entre 10 y 20 años de prisión.

   Finalmente, estas consideraciones de cara a imponer una sanción o pena de cárcel dependen, en parte, de si la investigación esclarece que se ha puesto en peligro la vida o integridad física de las personas o se hayan producido graves efectos erosivos o se hayan alterado significativamente las condiciones de vida vegetal y animal.

 

 

http://www.ecoticias.com/naturaleza/67716/fuego-quemado-hectareas-pais-primer-semestre-ano

 

logo5