Hambre “la crisis del buitre”

 

El Colectivo Azálvaro insta con urgencia a los órganos competentes en materia de gestión de fauna silvestre y de sanidad animal de la Junta de Castilla y León, para asentar las bases definitivas para la puesta en marcha de una "Red equilibrada de Comederos de Aves Carroñeras" con el Sistema de Gestión Ambiental ARCAN dentro del plan general "VulturVoltoya", en estos momentos de cambios en la legislación ambiental y en base al PROTOCOLO DE AUTORIZACIÓN DE LOS LUGARES DESTINADOS A LA ALIMENTACIÓN DE AVES NECRÓFAGAS EN EL TERRITORIO DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE CASTILLA Y LEÓN.

Para ello fue remitido un informe a la Dirección General de Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente y la Dirección General de Producción Agropecuaria de la consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, donde se indico la importancia del proyecto ARCAN ante la problemática que está teniendo las poblaciones de aves carroñeras ante los efectos de la legislación vigente, armonizando las políticas sanitarias con las de sostenibilidad y conservación e incremento de la biodiversidad, así como la importancia en el flujo de información entre ambas consejerías. El cierre de muladares y la prohibición de abandonar restos de animales en el campo ha dejado a las aves necrófagas ibéricas, algunas de ellas en un delicado estado de conservación como el alimoche, el buitre negro o el milano real, sin su principal fuente de alimento, todas ellas presente en la comunidad autónoma de Castilla y León.

El principal objetivo del proyecto ARCAN que ahora pone en marcha el Colectivo Azálvaro y que es pionero en el país, es erigirse responsable como entidad operadora en la gestión de la retirada y destrucción de cadáveres de animales y subproductos para la alimentación de aves carroñeras en muladares autorizados, dentro de los Seguros Agrarios Combinados. Se trata de un sistema a través del cual el Colectivo ofrece a los ganaderos la retirada de sus cadáveres y residuos generados para ser transportados a los muladares, garantizándoles la total bioseguridad en el proceso de eliminación y su participación en un proyecto comprometido con el medioambiente y con la conservación de las aves necrófagas.

El Colectivo Azálvaro está registrado como gestor autorizado y cuenta con un equipo de vehículos adaptados para el transporte de subproductos de origen animal no destinados a consumo humano (SANDACH), así como con un centro de limpieza y desinfección preparado para la recepción y realización de las labores de desinfección de estos vehículos destinados al transporte de materiales de origen animal para su depósito final en muladares.

Además, el proyecto ARCAN no requiere de inversión alguna por parte de la Administración, ni de las CCAA, lo cual, junto a su elevado interés desde la perspectiva medioambiental, hace que la recogida de cadáveres para depósito en muladar sea una de las mejores alternativas de gestión agropecuaria y que reduce los conflictos sociales generados por la falta de alimento de estas aves. De igual modo minimiza el impacto generado con la falta de alimento para las aves carroñeras, con la actividad del actual sistema de retirada de cadáveres animales en planta autorizada.

Gracias a la existencia de estos lugares específicos de alimentación y con las medidas y precauciones oportunas se puede cumplir el objetivo de conservación de las especies necrófagas: "es bien sabido que la alimentación asistida de aves necrófagas mediante el depósito de carroñas en muladares ha sido uno de los factores que han contribuido de manera significativa a la esperanzadora recuperación y conservación de las poblaciones de estas especies", señala José Aguilera.

Por el contrario la Dirección General del Medio Natural de la Consejería de Medio Ambiente no llegan a pronunciarse, en su intención de implantar la propuesta del proyecto ARCAN, como paliativo a las deficiencias de algunos muladares autorizados dando cabida a criterios de investigación científica y de educación ambiental. Y ante la pasividad de establecer los pasos a seguir para el buen funcionamiento de los lugares destinados a la alimentación de las aves necrófagas, se siguen sumando en el marco mediático de las alteradas pautas de comportamiento de las aves carroñeras, esos cotidianos ataques dirigidos hacia el ganado, el aumento espectacular en el número de ingresos en los centros de recuperación de fauna de ejemplares con síntomas de desnutrición, la baja productividad de las últimas primaveras y el uso ilegal del veneno. Todo ello pone en evidencia una alarmante situación

sobre la que el Colectivo Azálvaro y otras organizaciones agrarias y ganaderas no pueden esperar más y exigen que se tomen medidas.

Hambre “la crisis del buitre”

 

 

PIE DE FOTO ADJUNTA:

Grupo de buitres leonados, buitres negros, milanos reales y milanos negros alimentándose en la zona de rechazo de la Planta de Transformación de Residuos Sólidos Urbanos de Ávila.


http://www.ediporcguia.com/noticias/hambre-%E2%80%9Cla-crisis-del-buitre%E2%80%9D

 

logo5